miércoles, 31 de agosto de 2016

Hita a Guadalajara


Hola amigos,

He estado alojado esta noche en la "Posada de Rosa", donde he recibido un magnífico trato por parte de Salvador. Dejo aquí el link a la página Web de este establecimiento http://www.laposadaderosa.es/

Después de desayunar y con las primeras luces del día me dirijo al que será mi próximo destino, Torre del Burgo, sin perder de vista en ningún momento la ciudad de Hita, la cual se puede divisar desde muchos kilómetros de distancia.


Torre del Burgo

Localidad alcarreña de apenas 5 km2 de superficie y con algo más de 200 vecinos, situada a 741 metros de altitud.

Entre su patrimonio habría que señalar el Monasterio de Sopetrán, semi-destruido, el cual fue habitado por última vez por dos monjes de la orden de San Benito, procedentes del Norte de España. Añadir a la lista, la Ermita de la Soledad, en la que hay pozo de agua milagrosa, según los vecinos. Completa el conjunto una fuente pública, la cual tiene la propiedad de disponer de agua medicinal. 


La provincia de Guadalajara, especialmente las cuencas de los ríos Henares, Badiel y últimamente también la del Tajuña, se han convertido en primera potencia mundial en lo que a producción de espárrago verde se refiere. Los agricultores han encontrado en este cultivo un mayor rendimiento y menor exigencia climática que en el cereal, siendo millones de kilos de espárragos cultivados cada temporada en las tierras de Torre de Burgo, y también, en otras localidades de la zona, como es el caso de Heras de Ayuso, Hita, Alarilla, Yunquera de Henares, Fontanar y Tórtola de Henares.

Estas explotaciones agrícolas hacen que este pueblo se encuentre a la cabeza, a nivel nacional, en lo que se refiere a población extranjera, con aproximadamente un 75% de inmigrantes sobre el total de su población.


Ciruelas

Población en cierto modo escondida, perteneciente también a la comarca de la Alcarria, situada a 819 m de altitud y con algo menos de un centenar de vecinos.


En este lugar se encuentra un edificio sorprendente, una joya de gran valor arquitectónico, que en mi opinión no se corresponde con el sitio en el que está ubicada. Se trata de la Iglesia Parroquial de San Pedro de Antioquía, del siglo XVIII, que guarda en su interior una magnífica Cruz Procesional de estilo gótico, del siglo XV. La piedra de sillería de este edificio, junto con la suntuosa cúpula recubierta de lajas de pizarra negra, le proporcionan un aire de grandiosidad. Debo mencionar que está magníficamente cuidada por sus vecinos, y que hoy, quizá por ser sábado, he tenido la oportunidad de visitar su interior, tras franquear sus enormes puertas de madera labrada.

Complementa su patrimonio la Casa-palacio de los Zuaznabar, de estilo románico y construida en el siglo XVII.

En esta localidad tuvo gran importancia la fabricación de obras en mimbre.

Desde el Mirador el Portillo podemos contemplar una de las mejores vistas de las comarcas de la Alcarria y la Campiña.


Tórtola de Henares

Municipio ubicado a 740 metros de altitud, a caballo entre las comarcas de la Alcarria y la Campiña. Cuenta con aproximadamente un millar de vecinos. A mediados del siglo XI, este territorio se hallaba vinculado a la Taifa de Toledo.

Entre su principal patrimonio cabe señalar la Iglesia de la Asunción, construida sobre otra anterior del siglo XVI, la casa Moya, la Ermita del Humilladero, del siglo XIV y reconstruida el siglo pasado. También merece atención el Lavadero. En esta localidad podemos encontrar algunas bodegas subterráneas o cuevas, donde se almacenaba el vino elaborado con las uvas procedentes de los viñedos cultivados en sus campos. Hasta la segunda mitad del siglo XX aquí se confeccionaban también aperos de esparto.

Es esta una localidad con gran afición taurina. En la última semana del mes de Agosto se celebra la Fiesta de Toros, con encierros tradicionales por el campo, desde hace más de un siglo. Para mi sorpresa, aquí reside con frecuencia el diestro vasco Ivan Fandiño, nacido en la ciudad de Orduña, en Bizkaia, quien además cuenta con una nutrida peña taurina en el pueblo.


Taracena

Pedanía del municipio de Guadalajara, c
on una población de unas 500 personas, situada a 721 m de altitud y perteneciente a la comarca de la Alcarria. Podría decirse que casi es un barrio anexionado de esta ciudad, de la que se encuentra a escasos 5 km, encajada entre la autovía A2 y la autopista radial A2.

No es mucho el patrimonio arquitectónico de esta localidad. Cabe destacar:

  • La Iglesia Parroquial de la Concepción o de Nuestra Señora de la Virgen del Valle, del siglo XVII
  • La Casa de la Inquisición, también del siglo XVII
  • Escudo Ducal ubicado en el Ayuntamiento
  • La fuente vieja
Esta fue la primera ciudad que visito Camilo José Cela en su viaje por esta comarca, dejando escrito en su libro “Viaje a la Alcarria”:

"Taracena es un pueblo de adobes, un pueblo de color gris claro, ceniciento. Sobre la fachada de una casa, unas camisas muy lavadas, unas camisas tiesas, rígidas, que parecen de cartón, brillan como la nieve... "


Guadalajara

Desde Taracena hasta esta localidad el camino se hace un poco laberíntico en muchos puntos, especialmente en los extrarradios y en la zona de la autopista, que es necesario salvar. La señalización del Camino del Cid es muy precaria.

La ciudad está situada en el centro de la península Ibérica, sobre una colina, a 708 m de altitud, a orillas del río Henares. Actualmente cuenta con algo más de 80.000 habitantes.

Con orígenes probablemente celtiberos, fue refundada por los árabes, entre los siglos VIII y IX. De esa época proviene su nombre, del término «wād al-ḥaŷarah», traducción al árabe de su nombre celtíbero «Arriaca», río de piedras, dado al río Henares. En 1085, la plaza fue conquistada por Alvar Fáñez -Minaya- incorporándose a la corona del rey castellano Alfonso VI. Aquí han convivido en armonía y a lo largo de los siglos, castellanos, judíos y musulmanes. Prueba de ello son los monumentos mudéjares que aún se conservan.

Es numeroso el patrimonio de esta ciudad, por lo que solo mencionaré algunos de los monumentos que he podido v
isitar:
  • Palacio del Infantado. Construido en el siglo XV y ubicado en el centro de la ciudad, es el monumento más importante de la ciudad, por lo que es imprescindible la visita al mismo. Estamos ante un edificio magnífico y sorprendente, con abundantes contrastes y estilos en su elaborada fachada, y con una complicadísima y magnífica portada. Ya en su interior, el Patio de los Leones cautiva por su gran belleza. Se compone de dos galerías, formadas por arcos rebajados de tres centros: en la inferior, predomina el motivo compuesto por los leones enfrentados; en la superior, el de los grifos, animales mitológicos. 
  • Torreón de Alvar Fáñez. El nombre de este torreón, resto de la antigua muralla medieval, recuerda la leyenda de la reconquista de Guadalajara por Alvar Fáñez en el año 1085. Está situada en la parte posterior de los jardines del Palacio del Infantado. Es una torre pentagonal, probablemente del siglo XIV, que defendía una de las puertas de la ciudad, llamada también Puerta de la Feria. Su fachada posterior es abierta, para evitar que el enemigo pudiera hacerse fuerte en ella si lograba conquistarla. 
  • Torreón del Alamín. La torre y el puente del Alamín, del siglo XIII, constituyen un conjunto muy interesante. El Alamín es el barrio extramuros que desde época medieval se asienta al otro lado del barranco del mismo nombre, al Este de la ciudad. La torre alberga hoy en día una exposición permanente sobre la ciudad medieval. 
  • Puente califal sobre el Henares. Situado en el paseo que conduce hacia el casco histórico desde la estación de tren, este puente sobre el río Henares es uno de los pocos exponentes de la ingeniería andalusí del siglo X. Su construcción fue clave para asegurar y congregar a la población dispersa y, después, para el desarrollo de la Medina. En su momento, contó con una torre defensiva en su centro, de más de 20 metros de altura. 
  • Iglesia y Cripta de San Francisco. Conocido también como el Fuerte de San Francisco. Antes de que fuera ocupado por el Ejército en el siglo XIX, fue Convento de San Francisco, fundado en el siglo XIV y favorito de los Mendoza. La Cripta conserva un tesoro poco conocido, pero de gran valor arquitectónico: bajo el ábside de estilo gótico, se oculta el panteón de la familia Mendoza, realizado a semejanza del Panteón de los Reyes de El Escorial. El recinto, de considerables dimensiones, está muy bien cuidado. 
Cantar:
"Habló con los de Castejón y envió a por los de Hita y Guadalajara,

para ver su quinta parte por cuánto sería comprada..."

Según las crónicas, en abril de 1114, fallecía en Segovia uno de los capitanes más valerosos de la Corona de Castilla y de León, Álvar Fáñez de Minaya, lugarteniente asimismo de nuestro personaje, Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid. Por tanto, hace escasos dos años que se cumplieron 900 años de este hecho. Una parte muy importante de la vida de Minaya se desarrolló por tierras alcarreñas, especialmente en la ciudad de Guadalajara, donde Álvar Fáñez es la efigie principal de su escudo de armas.

No puedo cerrar el apartado, sin hacer mención a dos productos estrella dentro de la oferta gastronómica de esta zona: Los bizcochos borrachos y la miel de la Alcarria, ambos de primer nivel y símbolos de Guadalajara, que no debemos dejar sin probar.

Un abrazo


martes, 30 de agosto de 2016

Castejón de Henares a Hita


Hola amigos,

Está asumido que Castejón de Henares fue la primera plaza que conquistó el Cid tras el destierro impuesto por el rey Alfonso VI, en aquella época perteneciente a la Taifa de Toledo. Para ello, y según el Cantar, Rodrigo Díaz de Vivar se valió de una emboscada. Cuando los de Castejón salieron a trabajar, descuidaron las puertas y el Cid y sus huestes tomaron la ciudad...

Es en este marco, cuando Álvar Fañez y sus 200 caballeros, inician la incursión y saqueo de los pueblos musulmanes repartidos a lo largo de la vega de los ríos Badiel y Henares, una escaramuza etiquetada en el Camino del Cid, cómo el Ramal o Algarada de Álvar Fañez. Es en esta localidad, en Castejón de Henares donde doy comienzo la ruta…

Castejón de Henares

Castejón de Henares

Pequeña localidad de unos 80 habitantes, situada en una ladera, a unos 1000 m de altitud, en la comarca de la Alcarria, colindando con las comarcas de la Serranía y la Campiña. Como elementos principales de su arquitectura destacan la Iglesia, el Ayuntamiento y el Rollo Jurisdiccional, convertido hoy en día en fuente pública.

Cantar:
"En el llamado Castejón, el que está junto a Henares,
Mio Cid se puso en acecho con aquellos que él trae.
Toda la noche yace en acecho el que en buena hora nació,
De esta forma los aconsejaba Minaya Alvar Fáñez:
¡Ya Cid, en buena hora ceñisteis espada!
Vos, aquí con ciento de esta nuestra compaña,
Pues que a Castejón conquistaremos en esta asechanza.
Vos con los doscientos guiad la zaga; allá vayan Alvar
Y Alvar sin falta, y Galin Garcia, una osada
Lanza, caballeros buenos que acompañen a Minaya.
Con brío corred, que por miedo no desistáis de nada,
De Hita hacia arriba y por Guadalajara hasta Alcalá lleguen las algaras,
Y bien recojan todas las ganancias,
Que por miedo de los moros no dejen nada;
Y yo con los ciento aquí quedaré en la zaga,
Yo me encargaré de Castejón, donde mantendremos la asechanza.
Si algún problema encontrarais en la algara,
Mandadme muy rápido recado a la zaga,
De esta estrategia hablará toda España.
Nombrados son los que irán en la algara,
Y los que con Mio Cid permanecerán en la zaga.
Ya quiebran los albores y llegaba la mañana,
Salía el sol, ¡Dios, que hermoso apuntaba!
A Castejón todos se levantaban,
Abren las puertas, hacia fuera se lanzaban
Por atender a sus heredades y a sus labranzas.
Todos han salido, las puertas abiertas dejaban,
Poca era la gente que en Castejón quedaba;
Las gentes de fuera todas van desparramadas.
El Campeador salió de la emboscada y atacó a Castejón sin falta.
Moros y moras los prendieron como ganancia
Y aquellos ganados que en derredor andaban.
Mio Cid don Rodrigo a la puerta se encaminaba;
Cuando vieron la rebatiña los que la guardaban,
Tuvieron miedo y quedó desamparada.
Mio Cid Ruy Díaz por las puertas entraba,
En mano trae desnuda la espada,
Quince moros mataba de los que alcanzaba.
Ganó a Castejón y el oro y la plata."


El inicio del camino supone salvar una dura pendiente, hasta alcanzar una planicie de grandes dimensiones, en la que conviven los cultivos de trigo, ya cortado, con magníficos bosques de encinas, muy bien cuidadas. Una vez más, mis compañeros de viaje ha sido los pájaros con sus cantos, y los silenciosos y asustadizos corzos.

El trazado se presenta sin desbrozar y habilitar en varios puntos, con una señalización insuficiente o nula en muchos lugares. Esto hace necesario consultar el Gps en no pocas ocasiones.


Almadrones

Pequeña localidad de unos 50 habitantes, situada a 1054 m de altitud, en la comarca de la Alcarria. Ubicada en el antiguo camino de Guadalajara a Zaragoza, fue en su momento parada de postas. El patrimonio se reduce a la Iglesia Parroquial del siglo XVI y a varias casas solariegas de los siglos XVII y XVIII.

En esta localidad nace el río Badiel, que vierte sus aguas al Henares. No hay que perderse las magníficas vistas del valle que se ofrecen desde el balcón situado en un lateral del pueblo. A partir de este momento me adentro en la vega del Badiel…


Argecilla

Localidad similar a la anterior, de unos 70 vecinos, situada a 773 m de altitud, igualmente ubicada en la comarca de la Alcarria. Está contrastado a través de los descubrimientos arqueológicos realizados, que ésta zona ya estaba ocupada en el Neolítico.

Ermita de la Soledad
Su patrimonio lo componen la Iglesia Parroquial de San Miguel Arcángel, del siglo XVII, la Ermita de la Virgen de la Soledad, el Lavadero y el Caserón de los Duques de Pastrana, del siglo XVII. Añadiría a esta lista, el Carillón instalado en la iglesia, que sorprende con sus melodías, y también, por lo inesperado.


Ledanca

Villa alcarreña, situada a 924 m de altitud, con unos 80 vecinos. Ubicada sobre una empinada colina, domina el profundo valle del río Badiel. El pueblo tiene una imagen bonita, con sus casas desparramadas por las laderas, y rematadas con la iglesia en lo más alto.

En su patrimonio destacan la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de los Remedios, del siglo XVIII, la Fuente de piedra tallada, también del siglo XVIII y ubicada en la plaza. La Ermita de la Soledad y el Molino del Cura, de origen medieval, completan el principal conjunto arquitectónico.


Valfermoso de las monjas

Me desvío un poco de mi camino, para acercarme a esta pedanía de Ledanca, donde se encuentra una joya: El Real Monasterio de San Juan Bautista, el más antiguo de Guadalajara. Pertenece a la Orden de San Benito, Benedictino por tanto, fue fundado por unos ricos hacendados a finales del siglo XII, concretamente en 1186.


Edificio y recinto muy bien cuidados por las monjas que lo ocupan. Es también hospedería, pudiendo alejarse tanto hombres cómo mujeres, en régimen de retiro espiritual, podríamos decirlo así. El lugar es un oasis impagable de paz y sosiego. Aquí, uno tiene la sensación de que el tiempo se ha detenido. Un sitio especial sin duda.


Utande

Localidad alcarreña de unos 30 vecinos, situada a 841 m de altitud.
Su patrimonio más significativo lo aporta una talla románica de la Virgen de Utande, hallada en buen estado de conservación no hace mucho tiempo en la Iglesia parroquial de esta localidad. Dataría de finales del siglo XII.


Muduex

Localidad de apenas un centenar de habitantes, situada a 810 m de altitud, igualmente ubicada en la comarca de la Alcarria, encajonada en el valle del río Badiel y rodeada por monte bajo y olivares.

Después de la reconquista en siglo XI esta aldea paso a depender de la ciudad de Hita, quedando regida por su Fuero. La iglesia parroquial de la Natividad de Nuestra Señora, del siglo XII, de origen románico, la Ermita de la Virgen de la Soledad y los restos de la muralla, que aún se conservan en alguna calle de la localidad, conforman su patrimonio más interesante.


Valdearenas

Localidad alcarreña que no alcanza el centenar de vecinos, sitiada a 964 m de altitud.
No cuenta con monumentos de interés, pero sí con un personaje ilustre nacido en la localidad: El Maestro Fray Juan de la Peña. Perteneciente a la Orden de Santo Domingo, fue catedrático de la Universidad de Salamanca.

Sorprende también en este pueblo el carillón, ubicado en su Iglesia Parroquial.


Hita

La villa medieval de Hita, situada en la Alcarria, a 876 m de altitud y con unos 350 habitantes, es conocida por su Festival Medieval, el más antiguo de España y que, además, cuenta con la declaración de Fiesta de Interés Turístico Nacional. Se celebra en los primeros días del mes de Julio y es una referencia en este tipo de eventos.

Vista de Hita desde el castillo
Entre su patrimonio cabe señalar:
  • La Iglesia de San Juan Bautista, construida entre los siglos XIII y XIV, de estilo mudéjar.
  • Las ruinas de la Iglesia de San Pedro, de origen medieval.
  • La plaza Mayor o del Arcipreste, que fuera mercado en la Edad Media. La mayoría de las viviendas que la rodean pertenecieron a los comerciantes judíos de Hita hasta el año de la expulsión en el año 1492.
  • La maravillosa Puerta de Santa María, principal entrada a la ciudad antigua. Data de mediados del siglo XV.
Además de su patrimonio arquitectónico, la ciudad de Hita esconde en sus entrañas, desde la Edad Media, todo un entramado de corredores que conforman sus famosas bodegas. Muchas de ellas pertenecieron a ilustres familias judías de Hita, según el inventario de las propiedades de los judíos de esta villa, realizado en 1492. El conjunto de casas-cueva, denominadas localmente "bodegos", excavadas en la ladera, se encuentran en la parte alta del cerro formando barrios. Las primeras referencias son del siglo XV y permanecieron habitadas y en buen estado hasta el siglo XVIII. Algunas de estas bodegas se pueden visitar, ya que pertenecen al Ayuntamiento, quien se encarga de realizar las visitas guiadas.

Pero si hay una referencia ligada a esta localidad, esta es sin duda Juan Ruiz, conocido como el Arcipreste de Hita, autor del “Libro de buen amor”, obra considerada como una de las más importantes de la literatura medieval española. 
Pongo aquí una de las estrofas del libro:

        “Aquí dise de cómo segund natura los omes e las otras animalias
        quieren aver compañía con las fembras.
        Como dise Aristóteles, cosa es verdadera,
        el mundo por dos cosas trabaja: la primera
        por aver mantenencia; la otra era por aver
        juntamiento con fembra placentera.

Según
 el Cantar del Mío Cid, Hita es una de las poblaciones que arrebato Álvar Fañez a los musulmanes.

Cantar:
"Con osadía corred y por miedo no dejéis nada,
más allá de Hita y por Guadalajara,
hasta Alcalá llegue la algarada,
que se recojan bien todas las ganancias..."


Cantar:
"Fita ayuso e por Guadalfajara
fata Alcala legen las algaras" 

Quien visite este lugar no puede irse sin subir a lo alto del cerro que domina la ciudad, en el que aún quedan restos de lo que fuera el castillo de origen medieval. Os aseguro que el esfuerzo que hay que realizar merece la pena. Las vistas, en 360 grados, desde su cima son increíbles.

El intenso calor ha sido también protagonista destacado en el día de hoy...

Un abrazo



lunes, 29 de agosto de 2016

Presentación


Hola amigos,

Os presento una travesía de apenas 75 kilómetros por tierras de Guadalajara, conocida como la Algarada de Álvar Fañez, tomando el nombre de este personaje, quien en el último cuarto del siglo XI, realizo diversas incursiones militares por zonas musulmanas, a lo largo del río Henares, tierras estas de frontera, de lo que se conoció como la marca media de Al-Ándalus. Eran tiempos de continuas guerras entre musulmanes y cristianos.




Según el Cantar, mientras el Cid tomaba Castejón de Henares, Álvar Fañez, acompañado por doscientos caballeros, saqueó la ribera del río Henares, hasta llegar a las puertas de Alcalá de Henares, pasando por la localidad de Hita y conquistando la que hoy es la ciudad de Guadalajara. Todavía se conserva allí el Torreón de Alvarfáñez, por donde se dice entró a la ciudad. Afirman algunos historiadores que sus pobladores le expresaron su reconocimiento incorporando su figura en el escudo de la ciudad. También conquistó el castillo de Jadraque, ubicado en lo alto de un cerro, en la localidad del mismo nombre.

Álvar Fañez, más conocido históricamente como Minaya, nombre que viene a significar “mi hermano” (del posesivo en lengua Romance «mi», más el termino en Euskera «anai»), fue uno de los principales capitanes del rey Alfonso VI de León, además de compañero de armas y lugarteniente de nuestro personaje, Rodrigo Díaz de Vivar, El Cid. Aunque no está clara su fecha de nacimiento, se estima que se produjo hacia el año 1047. Algunos historiadores aseguran que era medio hermano del Cid. Murió en la rebelión que tuvo lugar en Segovia a mediados de abril de 1114, combatiendo en defensa de la reina Urraca I.

Os contaré a partir de mañana…

Un abrazo